17/05/2009

Sintiendo

Machimbre

Mi machimbre morenaza,
molcajete de emociones.

Por las calles se desplaza,
la docente de ilusiones.

La diva empedernida,
la feminista de tacones.

Roberto Morris

Empiezo este post con un poema que si bien dedicado o no... me lo autodedico, jaja... tanto tiempo, tanto espacio y tu alla, yo aca y nosotros a ladito de la fregada. No olvide pero termine de querer, te quise y te quiero con sentimiento pero ya no de verbo.

Tun, tun, tun, siento como mi corazón empieza a latir al ritmo de la musica que se oye a lo lejos. Conforme me acerco sube el elevador y es la antesala de que hoy todo puede pasar. El primer pie afuera y la atmósfera cambia el ruido se cambia por latidos, por música. Las luces hacen desviar tu mirada, hacen de cada rostro una toma de película una foto y es que como me dijo una vez mi mejor amiga -de noche todos los gatos son pardos no?- y entre que son peras o son manzanas automáticamente te busco y no estas, vuelvo a estar y antes de que me de cuenta el espacio entre los dos se reduce. Que dices? no se, no te escucho y lo sabes. Oigo lo que quiero y lo que no se lo lleva el viento entre tequila vodka y whisky se reparten marcas entre las mesas y de vez en vez uno que otro farol decide pedir champagne. La gente se pone flojita y cooperando, en cada mesa una cara conocida, una pelea se puede o agrandar o olvidar todo esta exagerado, vestidos, maquillaje, postura, palabras todos se transforman intentando lo mejor de si. Hoy no hay reglas, hoy no hay tarea, hoy no hay trabajo, hoy solo se puede dejar fluir y pagar o aceptar. La gente que se conoce ahora se ama y la que no se llega a conocer lo que sientes y lo que no, es momento de decidir, es momento de disfrutar.

Esa es mi fiesta.

No hay comentarios.: