08/07/2007

duda¿?

Acostado junto ti.
Acariciando hasta tu sombra,
sentí, de repente,
que nuestros cuerpos se convirtieron en labios.

No hay comentarios.: